Cyberharassment

El cyberharassment (online harassment) consiste en conductas de acoso a traves de las TIC que se realizan de forma concreta, individual y no continuada en el tiempo.

A pesar de la ausencia de reiteración o continuación del acoso: pueden suponer un daño o vulneración de bienes personales como son: publicar información falsa de otra persona, enviar mensajes amenazantes, suplantar la identidad de otro, enviar software malicioso para dañar el equipo de una persona, acceder a información confidencial…

La gravedad e intensidad del ciberacoso puntual son muy superiores as u forma offline.

El cyberharassment no limita su impacto a un único acto sino que es capaz de victimizar a la persona de forma ilimitada cada vez que una persona ve un video, se comparte una publicación o se difunde una imagen; así por ejemplo publicar un único video de happy slapping en internet puede provocar daños a la víctima.

Happy Slapping: Con el término inglés happy slapping, se podría traducirse como “paliza feliz”, se designa la grabación de pequeños abusos como tortas o empujones a compañeros de colegio que se graban en vídeo con el móvil y se suben a redes sociales o se comparten a través de internet. Es una práctica cada vez más común y forma parte del acoso escolar, bullying y ciberbullying. A veces es posible que estos abusos sean más fuertes e impliquen agresiones físicas más importantes como puñetazos o palizas