Las medidas no mienten...